COVID-19: Niveles de riesgo en las actividades cotidianas.

Ante esta nueva normalidad que nos aborda cada día un poco más, las cosas siguen cambiando; los horarios, el estilo de vida, nuestro modelo laboral e, incluso, el discurso con el que nos referimos a lo que sucede en el mundo.

Resultan sorprendentes los cambios que puede traer consigo un factor que ha pasado en distintas ocasiones a lo largo de la historia, pues, tras cada uno de ellos, surge una transformación, una evolución forzada y un nuevo proceso de adaptación.

Con el paso del COVID-19 por el mundo, vienen nuevas medidas a tomar y nuevos estándares a tomar en cuenta, sobretodo, en nuestras actividades diarias. De eso hablaremos el día de hoy; al establecerse un semáforo que paró todo, se advierte una importante escala que todas y todos debemos tomar en cuenta para vivir de ahora en adelante. Muchas de las que mencionaremos, asumimos que no causarán ninguna sorpresa, pues es evidente su foco de riesgo. Sin embargo, es muy importante recalcarlo para aquellos que desconozcan y pretendan, en caso de poseer un establecimiento relacionado a alguna de estas actividades, eviten tomar decisiones premeditadas que pongan en riesgo su salud o la de sus consumidores.

A continuación, ahondaremos más al respecto. De acuerdo a la Asociación Médica de Texas, quienes llevaron a cabo esta clasificación, esta tabla pretende, en sus propias palabras, “servir como una guía preparada por médicos expertos para ayudar a tomar decisiones inteligentes y educadas sobre alternativas de actividades a realizar en medio de la pandemia de COVID-19.”

Conoce los niveles de riesgo, dependiendo del semáforo en el que nos encontremos, en tus actividades cotidianas, con una escala del uno al 10.
Es importante recalcar que estos son algunos ejemplos de las actividades más frecuentadas, sin embargo, no engloba todas las existentes. No dejes de tomarlas en cuenta pues son de primordial importancia para ayudar a reducir cualquier tipo de contagio o propagación.

Estos niveles se seccionan en colores, tal como el semáforo establecido por el Gobierno de México, en donde, desde el verde, pasando por el amarillo, el naranja y terminando con el rojo, se categoriza el riesgo que cada una de estas actividades implica.

Te invitamos a leer con mucha atención y tomar muy en consideración la información que te proporcionaremos pues, no sólo de eso dependerá la protección que podrá tener tu salud y la de tu familia, sino que también ayudarás a que toda tu comunidad reduzca sus posibilidades de contagio. 

NIVELES DE RIESGO BAJOS
Son aquellos que se encuentran dentro de la escala 1-2.

En la escala 1, las actividades que se incluyen son:

  • Abrir el correo o la paquetería postal.

En la escala 2, las que se incluyen son las siguientes:

  • Pedir comida a domicilio de restaurantes.
  • Ir a cargar gasolina.
  • Jugar tenis
  • Acampar.

NIVELES DE RIESGO BAJO MODERADO
Son aquellos que se encuentran dentro de la escala 3-4.

En una escala del 3, aquellas incluidas en este apartado son:

  • Ir al supermercado.
  • Salir a caminar, correr o andar en bicicleta en compañía de otras personas. 
  • Jugar golf.

Dentro de la escala del 4, encontramos:

  • Hospedarse en un hotel durante dos o más noches. 
  • Permanecer en la sala de espera de algún consultorio médico.
  • Visitar una biblioteca o un museo.
  • Comer en algún restaurante con espacios abiertos.
  • Caminar por el centro de alguna ciudad.
  • Pasar una hora o más en un parque o patio de recreación.

NIVELES DE RIESGO MODERADO

Aquellos que se encuentran en la escala 5-6.

Dentro de la escala 5, podemos localizar:

  • Comer en la casa de otra persona.
  • Llevar a cabo una reunión en algún patio con un grupo de personas.
  • Ir a la playa.
  • Ir de compras a un centro comercial.

En la escala 6, el número de actividades incrementa y, en ellas, encontramos:

  • Llevar a las y los niños a la escuela o guardería.
  • Trabajar durante una semana continua en una fábrica, negocio u oficina.
  • Nadar en albercas públicas.
  • Visitar a un adulto mayor en su residencia.

NIVELES DE RIESGO MODERADO-ALTO

Todas estas actividades se encuentran en una escala de 7.

  • Asistir a un salón de belleza, peluquería y/o barbería.
  • Comer en un restaurante con espacios cerrados.
  • Ir a una boda o funeral.
  • Viajar en avión.
  • Jugar basquetbol
  • Jugar fútbol.
  • Dar un abrazo o saludar de mano a otras personas.

NIVELES DE RIESGO ALTO

Las siguientes cuatro actividades, están colocadas en la escala 8:

  • Comer en un buffet.
  • Ir al gimnasio.
  • Visitar un parque de diversiones.
  • Ir al cine.

Finalmente, las últimas cuatro actividades, se posicionan en la escala 9.

  • Ir a un concierto o festival.
  • Asistir a un estadio para ver un partido. 
  • Visitar un templo con más de 500 personas.
  • Ir a un bar.

Recuerda, todo lo que te proporcionamos previamente es con el objetivo de informarte y de ayudarte a tomar decisiones más responsables respecto a tus hábitos diarios.

Sabemos que esta nueva normalidad es un desafío para todos y cada uno de nosotros; sin embargo, debemos fortalecer nuestra empatía, simpatizar con aquellos que no pueden tomar las medidas necesarias para protegerse y extender una mano para ayudar que México y todo el mundo salga adelante de esta situación.

Lo primordial es seguir con las medidas de sanidad pertinentes y asegurarse de que todas y todos los miembros de nuestras familias sean partícipes también.

Educa a tus hijas o hijos a que esto no es un juego y que deben tomarlo con la mayor seriedad que puedan tener, ilustremos a nuestros vecinos, difundamos información verídica y evitemos entrar o causar pánico. No lo olvides, nos encontramos frente a una pandemia pero, si trabajamos en equipo, será posible evitar que crezca más. El miedo y la indiferencia jamás serán nuestros aliados.

Usa el cubrebocas en espacios públicos y medios de transporte, lava tus manos correctamente y de la manera más eficiente posible constantemente, desinfecta cualquier producto que lleves a tu hogar, así como todas sus superficies, evita el contacto directo -besos, abrazos o saludos de mano-, aplica el estornudo de etiqueta, respeta la sana distancia y, sobretodo, si te es posible, quédate en casa.

Tu participación es importante para que salgamos adelante; actúa con responsabilidad, infórmate y cuida tu salud y la de tu familia.

Este reto es grande, pero nuestra fuerza de voluntad y nuestro compromiso por superarlo debe ser mayor.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Carrito Quitar Ítem. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.