Metodología

La detección de posibles zonas de alto contagio en la Ciudad de México se lleva a cabo con base en información del portal de Datos abiertos del gobierno de la ciudadentre los que se encuentran las paradas habilitadas de transporte público como metro y Metrobús, la ubicación de Centros de Transferencia Modal (CETRAM) y la localización de hospitales dispuestos para la atención de COVID-19; así como puntos atractores de población como templos y mercados extraídos de Open Street Maps (OSM).

El análisis parte de la delimitación territorial por códigos postales obtenidos a partir de datos oficiales de Correos de México, la cobertura de servicios urbanos con los que cuentan y las incidencias o consultas realizadas en la plataforma de Viive.  La plataforma Viive ofrece una autoevaluación de riesgo basada en literatura nacional e internacional que interroga sintomatología, comorbilidades y factores de riesgo para determinar si se trata de un caso sospechoso de COVID19 según la definición operacional en México. Todos los datos utilizados para el análisis son anónimos.

El cálculo de cobertura de servicios se realiza a partir de radios de influencia que considera distancias caminables en los que la población puede acceder a cada servicio urbano (transporte público, hospitales, mercados y templos). Se realiza una selección de los polígonos correspondientes a los códigos postales que se encuentran dentro de esa distancia. Posteriormente, se suma la cantidad de servicios urbanos a los que tiene acceso, el número de consultas de VIIVE y la gravedad de los síntomas de COVID-19, resultando en el resalte de códigos postales con mayor concentración de servicios y personas con afectaciones por el virus, que puede verse reflejado en posibles puntos de contagio dentro de la zona, o bien en polígonos que deben ser intervenidos para evitar contagios masivos.

Carrito Quitar Ítem. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.